top of page

 BLOG DISTRITO UVE 

-El blog de los oídos inquietos DESDE 2012, por Vane Balón-

  • Foto del escritorVane Balón

CÁNCER DE PECHO: SILVIA MARTÍN CUENTA VIVENCIA EN EL PODER SANADOR DE LA MÚSICA, HISTORIA #3

Actualizado: 31 oct 2023


Silvia Martín - cáncer de pecho - asociación española contra el cáncer - AECC - el poder sanador de la música - distrito uve - vane balón - music curator - mujeres en la música - bloguera musical - opinión - redactora -  testimonios

«Maquillaje y caracterización. Superviviente de cáncer de mama. Te enseñaré el mundo de la belleza desde otra perspectiva», así reza el perfil profesional de Silvia Martín en Instagram y así te presento a nuestra protagonista de esta historia de superación abordando el cáncer de pecho aquí, en sección "El poder sanador de la música".


Esta mujer es una guerrera, una luchadora nata mucho antes de que el cáncer apareciera en su vida. Cuando llegó el diagnóstico dejó de ser luchadora porque «no es una batalla elegida: es una enfermedad que se sufre», explica en la entrevista dando razones por las que no llamar "luchadora" a la persona que combate un cáncer.



He querido resaltar ya de primeras este punto en el que nos debemos reeducar dejando de mencionar ese término, porque estoy segura de que lo empleas -y yo-, pensando que está bien y es que incluso en medios de comunicación y anuncios lo utilizan tan a menudo que está normalizado... Pero es momento de aprender, de reeducarnos, de poner el foco donde hace falta para avanzar adecuadamente... y de eso va esta sección y esta historia muy emotiva, ya verás. Un poco más abajo profundizo sobre esta inicial reflexión necesaria.


Sin duda alguna es un orgullo contar con Silvia, siendo su testimonio el tercero en pasar por aquí, en sección semanal "El poder sanador de la música" de este blog de Distrito Uve.


REPASA HISTORIAS YA PUBLICADAS

La primera historia emocional aborda el burnout musical y superación familiar de Waca Gerkins, bajista del grupo hardcore Wombats Revenge. Te invito a leer esta vivencia en Burnout musical y superación familiar: El poder sanador de la úsica #1 con Waca y también la vivencia sobre salud mental con EME DJ hablando sobre su ansiedad y fobia social.


Para conocer mejor el origen y más historias que pasarán por esta sección cada semana, te invito a leer el artículo Estreno El poder sanador de la música.



LA ASOCIACIÓN NACIONAL CONTRA EL CÁNCER AYUDANDO SIEMPRE

Efectivamente si hay una entidad completamente enfocada en la ayuda psicológica de pacientes con cáncer es AECC, y en el caso de nuestra protagonista desde luego fue -y es- un soporte importante para todo el proceso.


En la página web de la Asociación Española Contra el Cáncer encontrarás mucha información de gran valor:

Y muchos apartados más que realmente son de gran utilidad tanto para pacientes como para familiares, amig@s, etc.


NO HAY GUERRERAS NI LUCHADORAS EN EL CÁNCER

salud mental - cáncer de pecho - silvia martín - AECC - El poder sanador de la música - BLOG DISTRITO UVE - vane balón - bloguera musical - content curator - superación personal - music curator

Tras realizar la entrevista a Silvia y leer sus respuestas me di cuenta de cuántos errores llevo cometiendo: siempre he pensado que decir “guerrera” o “luchadora” a cualquier mujer pasando por un cáncer era un cumplido, y yo misma se lo he puesto a Silvia en más de una ocasión, pero aunque a ella en concreto no le molesta sí me queda claro que en general realmente es una putada -hablando claro-, porque a veces se lucha contra un cáncer pero no se gana por desgracia… ¡Y acaso es porque la persona enferma no ha hecho todo lo que estaba en su mano para intentar salvarse? ¡Claro que ha luchado, y mucho, pero es que esto no es una batalla como tal: es una enfermedad, y la persona que lo padece no es una guerrera tampoco: es una enferma como bien matiza Silvia.


Por eso me parece muy importante aportar esta reflexión completamente afianzada en su testimonio con el que he llorado un montón, por cierto, porque se ha abierto muchísimo respondiendo a preguntas comprometidas ante las que le ponía un paréntesis con “si no quieres responder a esto lo entenderé”...


Pero se atrevió, a pesar de que hablar de muerte sé que es muy difícil. Agradezco infinito esta aportación. No es fácil contar a una desconocida una vivencia tan dura, tan fuerte, tan jodida… Me siento privilegiada, no voy a mentir, por poder acceder a gente que aporta, y también siento que esta sección está mereciendo la pena ya solo por la cantidad de historias tremendas de las que aprender y donde cada protagonista es ejemplo a seguir. Creo que no hay nada más hermoso que interconectar, en este caso historias de superación con mentes inquietas como la tuya, querida persona que estás leyendo al otro lado.



EL CÁNCER DE PECHO NO ES ROSA

Leer su vivencia me ha servido de mucho porque me he planteado otra cuestión que también comenta Silvia más abajo: el color rosa atribuido a la lucha contra el cáncer de pecho está romantizando esta enfermedad femenina, porque el cáncer de pecho cuenta con predominancia de mujeres afectadas aunque haya un pequeño porcentaje afectando a hombres. El origen de usar el rosa,(www.diariodenavarra.es/noticias/vivir/vida-sana/2023/10/19/dia-cancer-mama-historia-detras-simbolo-lazo-rosa-586263-3196.html)

que inicialmente era color melocotón, en su momento fue para visibilizar esta enfermedad y recaudar fondos que ayudasen a investigarlo. Pero observo derroteros que han modificado sustancialmente ese objetivo inicial y me preocupa.


Sobre atribuir el rosa, además, me genera una pregunta: ¿en algún momento se ha atribuido el color azul al cáncer de próstata? Se trata de un órgano que no tenemos las mujeres, con lo cual al haber predominancia masculina podrían haberse hecho campañas con lazos azules, anuncios emocionales llamándoles guerreros, luchadores… Pero no hay nada de esto, ¿verdad?


El problema no es el color en sí, es el uso que se le da y también cómo una vez más es a la mujer a la que incluso enferma se le dicta el rol a seguir... Parece que el cáncer de pecho se ha convertido más en un anuncio que no tiene demasiado en cuenta lo que pueden sentir las mujeres que lo padecen, y creo que es aquí donde debe marcarse a fuego la reflexión y la reeducación. Por supuesto este texto funciona siempre con la autocrítica por delante, así que empiezo desde ya mismo a aplicarme todo lo dicho. A continuación no pierdas detalle porque no hay nadie mejor para hablar sobre este tema que la propia Silvia.



ENTREVISTA A SILVIA MARTÍN EN EL PODER SANADOR DE LA MÚSICA: HISTORIA IMPRESCINDIBLE PARA EMPATIZAR CON TRATAMIENTO DE CÁNCER DE PECHO Y EMOCIONES EN PROCESO


Silvia Martín - cáncer de pecho - asociación española contra el cáncer - AECC - el poder sanador de la música - distrito uve - vane balón - music curator - mujeres en la música - bloguera musical - opinión - redactora -  testimonios
Silvia Martín
  • 1- Quién eres: cuenta a qué te dedicas y desde cuándo. Qué representa la música para ti

Hola, soy Silvia, maquilladora desde hace casi 20 años. La música es mi gasolina, mi motor, mis palabras cuando no soy capaz de poner nombre a lo que siento.


  • 2- Cuándo comenzaste a sentir sintomatología y cómo llegó tu diagnóstico. ¿Qué pensaste al recibirlo?

Pues lo mío fue particular. Al tener antecedentes de cáncer en la familia, tenía por costumbre hacerme autoexploraciones. Estando de baja me noté un bulto en la zona de debajo del diafragma y otro en el pecho. En ese momento, no sé porqué, tuve la certeza de que lo del pecho era cáncer. Con mi humor habitual fui a la consulta de mi doctora, y cuando me preguntó el motivo de la consulta le dije literalmente “pues que creo que tengo un cáncer y un Alien”. La cara de mi doctora era para enmarcarla, jajaja. Luego le puntualicé «Si no es un Alien, pues una hernia o similar, pero yo aviso por si salpica, que duele…». El humor es la forma en que yo trataba de sobrellevar la ansiedad que me devoraba. Me palpó el pecho y el Alien, que resultó ser una hernia. Me derivó preferente a la unidad de mama de mi hospital y, una vez me vieron y palparon el bulto, me mandaron a hacer una mamografía. Aprovecho para pedir a las mujeres científicas que inventen algo que no suponga una tortura semejante. El día de la mamografía me pidieron esperar y, al poco, me hicieron una ecografía. Llegados a este punto, señalar que mi bulto tenía los bordes como rugosos, pero estaba localizado en el pecho y se notaba fácilmente al tacto. Al cabo de dos semanas me iban a hacer una biopsia. Yo, que en mi vida me había hecho una, no sabía en qué consistía y estaba expectante, nerviosa y asustada, todo a la vez. En mi caso fue una aguja muy fina, directa al bulto del pecho. Al finalizar, iba a incorporarme y me dijeron que esperara, que tenían que biopsiar el de la axila. Me quedé de piedra.


En la axila no me notaba nada absolutamente. Nada. Me pincharon y me dijeron que en dos semanas me harían el Pettac. Es como una resonancia con contraste, pero el líquido es diferente; me llamaron el día antes, para decirme que se retrasaba una semana, ya que había habido un problema y no se lo habían servido. A esas alturas la ansiedad era como mi sombra y no me dejaba en paz. Finalmente llegó el día del Pettac, y al cabo de dos semanas llegó la visita para recoger los resultados en la unidad de mama. Ese día el bulto de la axila ya se notaba a simple vista. Viendo las caras supe enseguida que no me había equivocado y cogí el toro por los cuernos. Dije «es cáncer ¿no?» y ante la afirmación dije «vale y ahora qué, operamos, quimio, radio…» Y ahí ya me explicaron el proceso a seguir. No iba a ser inmediato, pero evidentemente el tiempo era importante.


La parte positiva: no había metástasis. Lo peor es la espera. La ansiedad te devora sin piedad, y tus nervios están a flor de piel. Recuerdo ir al colegio a recoger la foto de graduación de cierta pequeña persona y mirar a la directora y a la jefa de estudios y preguntarles «¿cómo se le dice a una pequeña persona que tienes cáncer?»... Aunque en realidad era una pregunta para mí misma. Recuerdo ir a la feria del libro de Vallekas, muy recomendable, y, casualmente, encontrar un libro que me salvó. Me falta una teta, de Raquel Haro. Gracias a ese libro logré explicarle a la pequeña persona de casa que igual iba a tener una teta pirata, y bendita inocencia: su sonrisa hizo que me diera cuenta de que había funcionado, ya que el miedo era mío pero ella ignoraba lo que implicaba la palabra "cáncer".


 

EBOOK AUTOGESTIÓN BÁSICA PARA COMUNICACIÓN DIGITAL DE PROYECTOS MUSICALES

eme dj - ebook autogestión básica para comunicación digital de proyectos musicales - vane balón - bloguera musical - blogger - comunicación musical - mujeres en la música - industria musical - transición digital - distrito uve - autogestión proyectos musicales - aula virtual VB comunicaction

¿Formas parte de un grupo de música o eres solista y necesitas un punto de partida para autogestionar correctamente tus redes sociales, y con ello profesionalizar más? Este ebook es para ti, y sirve también para agentes del sector como agencias, sellos, salas, etc.


55 páginas repartidas en 7 capítulos, tamaño DIN A4 en formato PDF ahora con OFERTA ESPECIAL A 39€ con el 40% DE DESCUENTO. Te esperan consejos, herramientas, tips, cómo gestionar tu reputación online, qué hacer en caso de crisis, más de 30 ideas para postear en redes sociales musicales y mucho más, contado por Vane Balón desde la experiencia de más de 10 años en el sector.


Usa tu código de descuento MIDESCUENTOARTISTA23 en la página de pago de Hotmart:




 
  • 3- ¿Qué puedes contar sobre el apoyo a nivel personal que has recibido para sobrellevar la situación? ¿Y en ámbito profesional?

Aunque suene extraño ese libro fue un apoyo increíble y, desde luego, el apoyo de mi hija mayor, de mi pequeña persona preferida, de Fátima, de Raquel, de Mónica, de Gabi, de Julio, y de mi psicooncóloga de la AECC fueron cruciales. Al contrario de lo que mi entorno creía, me agobiaba mucho que me estuvieran encima. Necesitaba espacio. Necesitaba mi ritmo. Pasear aislada del mundo escuchando a Tina Turner, a Joan jett, Barricada, Marea… mientras paseaba con mis drenajes o me sentaba a leer con esa banda sonora de fondo… Obviamente, estando de baja, olvídate de trabajar. Y ya es bastante difícil hacerte un hueco en la Industria como para, encima, estar fuera de combate...


Pensé sinceramente que lo peor ya había pasado… Hasta que a las tres semanas de haberme quitado un tumor y 23 ganglios, que se conoce cómo Tumerectomía y Linfenedectomía respectivamente, te llaman para operarte de una hernia supraumbilical. Para operarte te introducen gases: lloré de dolor. No podía girarme debido a la operación anterior. Fue una pesadilla que, afortunadamente, ya se acabó.


  • 4- En procesos de tratamiento, sea quimioterapia o radioterapia –o las dos- hay efectos secundarios que muchas veces se desconocen: ¿podrías abrir por cuáles has pasado? ¿Qué pensabas cuando recibías tratamiento?

En mi caso, pasé por ambos, quimio y radio. Recuerdo haber encontrado en Facebook un grupo que se llama "cáncer de mama España" y fueron de un apoyo increíble, y el mejor consejo que me dieron fue «apunta por escrito todas las dudas». Llené un folio por delante y por detrás…


Sufrí varios efectos secundarios: perdí todo el pelo de TODAS partes, pestañas incluidas, tremendo cansancio físico, las naúseas las sobrellevaba con unas pastillas, el agua me sabía mal… pero claro, el más peligroso es la bajada de defensas. Pensad que aún había Covid-19, era obligatoria la mascarilla en hospitales y transporte público. Yo tenía que coger el bus, al principio cada 21 días, con la llamada Quimio Roja, y luego cada semana con la llamada Quimio Blanca. Era la forma en que yo distinguía las dos quimios. Todas las veces, antes de ponerme la quimio, análisis de sangre para ver si tienes defensas y si estás en condiciones para recibirla. Como entre unas cosas y otras se te van unas cuantas horas, bendita música y bendita lectura.


Para evitar continuos pinchazos en el brazo, ya que en el que me quitaron los ganglios no se me puede pinchar ni tomar la tensión, me puse un Portacath, cuya función es servir para sacar sangre, poner tratamientos, etc. Se coloca bajo la piel y es súper práctico y cómodo. Pues cómo no, me tocó. Empecé a sentirme sin apetito y una gastroenteritis hizo aparición. La cosa empeoró tanto que acabé en urgencias. Tras 48h en observación en urgencias, cuando venían a darme el alta, me vieron mala cara y… ¡bingo! tenía fiebre. Me ingresaron, ya que la gastroenteritis volvió a empeorar y me tuvieron que poner suero. Allí celebré el Año Nuevo, Nochebuena y Nochevieja. Cuando parecía que la cosa iba a mejorar, ya que vino el médico con el papel del alta, me preguntó que qué tal estaba, y, al decirle que "no estaba muy católica", decidió dejarme 24h más. Menos mal, porque esa misma tarde, pese a tener suero inyectado, me subió una fiebre altísima hasta casi 39 que de no haber sido por el suero, hubiera llegado a 40 o 42. Tras mil pruebas y cultivos, descubrieron que el motivo era una infección en la sangre. Hubo que quitar el Portacath y pincharme en el brazo. El brazo colapsó y hubo que cogerme una vía en la yugular.


Cuando por fin salí del hospital, me llevé un trombo en la yugular profunda. Obviamente hubo que suspender la quimio. La radio es muy diferente: en mi caso fueron 25 sesiones breves, diarias. Tardaba casi 45 minutos en llegar al hospital, porque en el mío no hay ese servicio, así que la música era vital para mí. Eso sí, la piel cuidadísima con cremas especiales para evitar quemaduras. Durante la radio no sientes nada, es como hacerte una radiografía, no duele. Yo iba y venía por mi propio pie, pero recuerdo el cansancio extremo. Tanto la quimio como la radio me dejaban exhausta. La quimio me dejaba tan agotada que había veces que era incapaz de levantarme y necesitaba ayuda para incorporarme e ir al baño. La radio era como hacer un triatlón en el desierto de Gobi a las 12 del mediodía...



  • 5- ¿Cómo te has sentido en cada sesión? Aquí habla de la atención en hospitales

Fueron dos experiencias muy diferentes En mi hospital de referencia no tuve enfermeras, tuve auténticas ángeles cuidándome. Su empatía, su atención, su capacidad de escucha, eran excepcionales. Sólo cuando me operaron de la hernia me tocó una en el turno de noche, cuando peor estaba, que por poco no me salta los puntos internos del brazo... Fue desagradable y por ello presenté una queja, pero fue una desgraciada excepción.


La norma fueron Puri, la dulzura hecha mujer, que siempre te escuchaba, siempre tenía un momento para tí, cualquier cosa que necesitabas… y Ana, mi otra ángel. Siempre palabras de aliento, cualquier duda te la solventaba, te explicaba las cosas con cariño… ojalá todas las personas tuvieran una Puri o una Ana en sus procesos… Y el oncólogo atento, amable, te dedicaba tiempo de calidad… Ojalá fuera lo habitual en todas las consultas médicas.


  • 6- Te leí no hace mucho que había remitido la enfermedad, o eso entendí: ¿qué sentiste al recibir la noticia? ¿Tienes miedo a la recaída?

No es que haya remitido: mi tipo de cáncer es hormonal. La capacidad de que vuelva a reproducirse es muy alta, así que aparte de la quimio y la radio estaré 5 años con un tratamiento de pastillas. El miedo siempre está ahí a que se reproduzca, a que lo sufra alguna de mis hijas… pero aún no he tenido mi primer control, que llegará en noviembre. Pero estoy aprendiendo a controlar mi ansiedad y como me dijo una mujer a la que admiro «no pasas por un cáncer para seguir igual», así que trato de volcarme en mis nuevos proyectos.

  • 7- Cuando se diagnostica cáncer se tiende a pensar y asociar con la muerte: ¿has pensado en ello? Tras recibir noticia de remisión, ¿cambió tu percepción de la enfermedad y la asociación con irnos al otro plano? ¿Varió algo el miedo?

Naturalmente que pensé en ello pero no fue el cáncer… fue cuando el virus en la sangre... Al salir del hospital no dejaba de pensar en que estuve a punto de morir. Y no es que me dé miedo la muerte, es que no me va bien irme ahora. Mi sueño es dormir y no despertar porque no le temo a la muerte: le temo al dolor. De hecho, cuando muera, he decidido donar mi cuerpo a la ciencia, porque si mis ojos o mi corazón o mi cerebro sirven para ayudar a mejorar la vida de otras personas o sirve para estudios contra el Alzheimer, el cáncer ect… ¿para qué quiero el envase? pues reciclamos, que mi espíritu vagará eternamente jodiendo a los que me hicieron daño en vida. Sí, lo reconozco, soy muy rencorosa…

  • 8. ¿Escuchaste música en ese período complicado de tu vida? ¿Hasta qué punto consideras que la música ayuda en procesos complicados como el tuyo?

Ya lo creo que escuché música… Para mí la música es vital. Me acompaña siempre y hay canciones que para mí son el empujón en momentos difíciles.

  • 9. ¿Qué le dirías a alguien que esté pasando por lo mismo que tú? ¿Qué podemos hacer para ayudar a personas que tengamos alrededor con situaciones como la tuya? ¿Qué deberíamos evitar hacer y/o decir?

Le diría que no está sola. Que no pasa nada por sentir rabia, miedo, frustración, ansiedad… que llame a la AECC, que tienen un equipo humano increíble. Que escuche a su cuerpo, que no se fuerce a hacer cosas que no pueda. Que tenga paciencia. Aunque parezca una tontería, el grupo de Facebook del que hablé antes, "Cáncer de Mama España", es como un abrazo, como un arrullo… es un espacio lleno de mujeres que han pasado, están pasado o van a pasar por esta enfermedad de toda España y creedme si os digo que no hay nada más reconfortante que sentir ese apoyo. Evitar decir… "El cáncer es rosa": es una mierda enorme, así que se agradece no “romantizarlo”. No le pidas que sea valiente y luche: somos enfermas y, si bien es cierto que la ciencia avanza, no somos valientes, somos pacientes y los y las que luchan con uñas y dientes por nosotras son nuestras profesionales, nuestras investigadoras. Ellas son las guerreras.


Si quieres apoyar a alguien enfermo de cáncer lucha por la sanidad pública. Si mi tratamiento hubiera dependido de mi capacidad económica como persiguen algunos sectores, yo no estaría aquí. Evita decir "échale ganas, piensa en positivo" o "el cáncer tiene que ver con tus sentimientos"… El cáncer es una enfermedad con múltiples factores. A nadie se le ocurre culpar a quien tiene Alzheimer, ELA o Parkinson…

  • 10- ¿Qué 3 medidas plantearías para mejorar la Seguridad Social en España si estuviera en tus manos ponerlas en marcha en nuestro país?

  1. Blindar la sanidad pública, que ningún partido pueda acceder a los fondos destinados a dotar de servicios imprescindibles a nuestros hospitales.

  2. Prohibir por ley la gestión privada en hospitales públicos y por supuesto, en vez de cerrar plantas, recortar personal, que ese dinero que se destina a los privados, se quede en la pública.

  3. Invertir más en prevención y en investigación ya que de esa forma se reduce el gasto en tratamientos ; La prevención es clave, ya que si las mamografías, por citar un ejemplo, se hicieran a partir de los 35 o 40 años, muchos casos tendrían un tratamiento más efectivo y menos agresivo, ya que la detección precoz es vital;la rapidez en que se construyó el Zendal y el esfuerzo para lograr una vacuna contra la covid, demuestran que, si se quiere, se puede.

  • 11- Playlist de 10 canciones que te ayudaron a sobrellevar tu diagnóstico:

Joan Jett & Blackhearts - I love rock 'n roll



Alien Rockin Explosion - Fine



Rabia Pérez - Los Pájaros



Barricada - No hay tregua



Tina Turner - We don´t need another hero



Txarrena - Azulejo frío



Marea - Mierda y cuchara



Extremoduro - Salir



Metallica - Enter sandman



AC/DC - The razords edge



  • 12- Aquí despídete y pon lo que te apetezca

Muchas gracias por cederme este espacio para dejar mi voz. Os animo a descubrir el Proyecto Rockin ladies, y a su creadora, Raquel García, una jefaza.


Os animo a usar la música para conectar con vuestra alma. Para mí es una gran ayuda para poder conectar con mis sentimientos. Y por favor, no espereis a tener un cáncer para ser conscientes de lo realmente valioso o para decir a las personas lo que les corresponda: que las quieres, que se vayan a tomar por culo, que deseas que se pudran en el infierno… Esta vida es increíble, difícil, dura y muy cabrona a veces, pero es sorprendente la de cosas que descubres cuando sales de tu zona de confort…


Así que mueve el culo y atrévete a hacer eso que te ronda y que no haces por miedo. No vale robar bancos, cagarte en tu jefe de forma literal o hacer daño… pero sí vale intentar poner en marcha un proyecto, cambiar de look, hacer un viaje… Y que la edad no sea la excusa. Mirad a María Galiana: con más de 70 años hizo una maravillosa película con Benito Zambrano, "Solas" y se convirtió en la abuela de España en "Cuéntame"…


smc professional make up - silvia martín - cáncer de pecho - distrito uve - vane balón - bloguera musical - el poder sanador de la música
Logo de SMC professional Make Up

No le pongas diques al mar de tus sueños. Con paciencia, constancia y esfuerzo, a lo mejor no lo logras, pero te queda la satisfacción de haberlo intentado. Yo he iniciado mis pequeños proyectos, uno de ellos enfocado en mujeres de más de 35 años queno quieren/pueden gastarse una fortuna en productos, pero que quieren sentirse bien en su piel. Estoy empezando, así que si quieres ayudarme a crecer, ganar seguidores , tener likes y que me digas qué te gustaría aprender/ver, @smcprofessionalmakeup74…. Que se note que no somos invisibles ;)

 

EL MARTES PRÓXIMO NUEVA ENTREGA AQUÍ, EN "EL PODER SANADOR DE LA MÚSICA" POR DISTRITO UVE. Si quieres formar parte cuéntame tu historia de superación donde la música te haya ayudado de algún modo, pon email: servicios.distritouve@gmail.com


Si te gusta lo que lees comparte con tus conocid@s en redes sociales, vía Whatsapp, email, etc. Es un pequeño gesto para ti y un gran gesto para este blog de música y cultura. Gracias por tu apoyo.


Sigue Distrito Uve, está en: Facebook, X (Twitter), Instagram, Tiktok... :-)



 

TE PUEDE INTERESAR LEER EN BLOG DISTRITO UVE:


BURNOUT MUSICAL Y SUPERACIÓN FAMILIAR: EL PODER SANADOR DE LA MÚSICA #1 CON WACA







MÚSICA PARA ESTUDIAR: 4 LISTAS DE SPOTIFY





Comments


bottom of page